viernes, 23 de marzo de 2012

Gabriela Mistral

 Grandiosa hija de Safo desatendida por Eros
Adelgaza tu palabra y entibia tu regazo
Porque otra que soñó ser reina
De cuatro reinos sobre el mar
En la atormentada geografía de tu verso
Sólo en tu reino puede reinar.

Vengo a contarte un secreto,
Sí, a ti mi querida, Gabriela,
Pues tus sentidos también gustaron
El sabor agridulce de este apetito.
Llevo ya muchas lunas
Haciendo el amor junto a la espera
Buscando al hijo que la entraña clama
Y que de pronto tarda
Y que más tarde ya nunca llega.

Hay días, mi querida, Gabriela,
Que en la calma de mi cama
A tu reino constante arribar quisiera
Para inundarme de gozo bueno
Para alejarme por fin
De este abandono eterno.

¡Bendita seas, Gabriela,
Hermana  Reina
Por los siglos de los siglos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario